| Next Post »

Extraido desde: http://www.omicrono.com/2015/05/tutorial-chromecast-y-plex-la-pareja-perfecta-en-nuestro-salon/

El pequeño stick HDMI de Google, el Chromecast, no ha dejado de dar alegrías a sus usuarios desde que fue presentado.

 

El Chromecast representa la simplificación en la reproducción de contenidos multimedia. Sin controles, sin largas configuraciones, simplemente unos cuantos pasos ultrasencillos y listo, pudiendo ser usado por cualquier persona que preste un mínimo de atención.

Además, su bajo precio – 35 euros – lo convierte en una solución casi ideal para montarnos nuestro propio centro multimedia. En todos estos meses han surgido aplicaciones de todo tipo para potenciar al Chromecast y exprimir sus posibilidades: desde las que permiten reproducir contenidos locales, juegos en la tele, música, streamings online y muchas más.

Sin embargo, si hay una aplicación imprescindible que debes conocer y usar con tu Chromecast es Plex. Debo reconocer que sabía de la existencia del servicio, pero por unas cosas u otras no me había puesto a cacharrear con él. Es una maravilla.

chromecast-plugged-in

En mi caso buscaba algo sencillo, una forma rápida y directa de poder reproducir mis películas y series en la televisión, sin perder tiempo en pasarlas a un disco duro externo o conectar el portátil a la TV. Tras unos minutos usando Plex, te preguntas cómo es posible que exista tal maravilla y por qué no lo has estado usando hasta ahora.

¿Qué es Plex?

Antes de nada, para los más iniciados debemos aclarar qué es Plex. Se trata de un software que actúa a modo de biblioteca digital y por tanto nos permite organizar todos nuestros contenidos, ya sean fotos, vídeos o música, de una manera muy visual.

Plex está presente en multitud de plataformas: Windows, Mac, Linux, así como en dispositivos con Android, iOS, PlayStation, XBox, SmartTV Samsung, LG o accesorios como los Roku y el Chromecast.

plex

En este caso vamos a tratar con su uso junto al Chromecast, pero ya que el Plex actúa como servidor local de nuestras pelis y series en el ordenador, podemos visualizarlas en cualquiera de los demás dispositivos. Plex es gratis, tanto el cliente de escritorio como las apps, aunque dispone de funcione Premium a las que se accede con la suscripción Plex Pass. Es muy interesante si realmente le vais a sacar partido, cuesta desde 4.99€ al mes, pero al menos en mi caso no lo he necesitado, de momento.

Empezamos: instalar Plex Media Server en el ordenador y crear nuestra biblioteca

En este caso lo instalaremos en Windows, pero el proceso es igual en el resto. Simplemente vamos a su web Plex.tv, lo descargamos e instalamos. Los pasos no tienen complicación. Al finalizar todo, veréis un nuevo icono en la barra de tareas y al pulsar dos veces sobre él se abrirá el gestor de medios en una nueva ventana del navegador.

No os preocupéis, es así, Plex no tiene interfaz propia de propia como un programa tradicional, sino que se muestra como una pestaña más del navegador. Si no tienes cuenta de usuario, crea una, es gratis y será la que te permita iniciar sesión en cada aparato para tener acceso a tus archivos en cualquier lugar.

peliculas-plex-chromecast

Hecho esto, lo que nos queda es añadir nuestro contenido a Plex para que esté disponible en todos lados. Simplemente pulsamos el botón + que tienes en el panel izquierdo y ahí verás las opciones para añadir“librerías”.

Las librerías son, básicamente, las carpetas en las que guardamos las películas, series, música y fotos. Es tan simple como escoger en qué carpeta de nuestro ordenador tenemos cada cosa y así si tenemos una nueva película o capítulo de nuestra serie favorita, la copiamos a dicha carpeta y listo, aparecerá también en nuestra biblioteca de Plex.

plex-librerias

Ojo, merece la pena mantener un orden en esas librerías, es decir, poner una carpeta por serie, dentro por temporada y renombrar los capítulos por episodio. Ayuda y mucho a encontrar con facilidad lo que necesitas en cada momento.

Otra característica fantástica de Plex es que al introducir nuevo contenido en las librerías, accede a internet para completar metadatos de las series y películas, por ejemplo consiguiendo el trailer, descripción de los episodios, imágenes de portada y mucho más

plex-series-chromecast

Reproduciendo contenido con Chromecast y Plex

Ya tenemos nuestras películas y series en Plex, de esa forma actúa como un servidor local pudiendo acceder a él en cualquier dispositivo entrando con nuestra cuenta y reproduciendo directamente.

Por ejemplo, en el caso de Android, sólo tienes que instalar Plex desde Google Play y verás que al iniciar sesión tendrás el servidor local activo y tendrás en tu móvil o tablet los vídeos almacenados en el ordenador. Por supuesto, es fundamental que el PC esté encendido. La app es gratis aunque está limitada, pero podemos desbloquear gran parte de su potencial con un sólo pago único para siempre de 4.99€ y, en serio, merece la pena. Lo mismo para iOS.

plex-series

Ahora, el paso del Chromecast. Una vez lo tienes activado y conectado a tu red inalámbrica, reproducir películas y series locales en él es tan fácil como pulsar el icono de enviar a Chromecast en la app de Plex y listo. En cuestión de segundos comenzará a reproducirse en tu televisión y podrás controlarlo desde el smartphone o tablet.

Ahora bien, ¿dependes siempre de un smartphone o tablet para hacerlo? por supuesto que no. Si quieres enviar contenido desde tu ordenador directamente a Chromecast usando Plex lo único que necesitas es instalar la extensión de Google Cast que puedes encontrar en la Chrome Web Store. Hecho eso, verás que ahora también te aparece el icono de Cast en el reproductor de Plex en el PC. Simple y rápido, justo lo que buscamos.

Chromecast y Plex

Películas y series con subtítulos en Chromecast con Plex

Si eres un fan de las versiones originales y quieres mantener lossubtítulos en tus archivos multimedia, Plex también los soporta y podrás tenerlos también cuando reproduces a Chromecast.

El requisito es el de siempre con este tipo de casos: el archivo del subtitulo – normalmente en formato .SRT – deberá tener EXACTAMENTE el mismo nombre que el archivo de la película, pero verás que siempre aparece “desconocido”.

Para solucionarlo tienes que renombrar al archivo del subtítulo como“nombresub.ES.srt”“nombresub.EN.srt”. En el primer caso para subtítulos en español y el otro para los ingleses. Si por lo que sea necesitas metes subtítulos en otro idioma, pones su código y listo.

subtitulos-plex

Si cumples eso, verás que en la pantalla de información del capítulo tienes la opción de seleccionar el subtitulo (también desde las aplicaciones móviles) y, en caso de que el vídeo tenga varias pistas de audio, cambiarlas.

Por último, si en alguna ocasión metes un subtítulo a un archivo que ya tienes en biblioteca, verás que Plex no lo actualiza en la librería, para ello deberás “Forzar actualización” desde el engranaje superior derecho de la pantalla.

La combinación de Chromecast y Plex no es nueva, ni mucho menos, pero es tan buena que merece la pena que todo el mundo conozca sus posibilidad. La unión es tan sencilla y el resultado tan fantástico que yo mismo me sorprendí – y me maldije a mi mismo –  por no haberlo probado antes.

Hay media centers más completos y potentes, sin duda, pero por unos 40€ (si contamos los 35€ del stick de Google y los 4€ y pico de la app para Android/iOS) tendremos un dispositivo multimedia que se adapta a todo el mundo, con un control muy sencillo y para todas las edades.

Categories: Pablo

Comments are closed.